"A veces creemos que lo que hemos logrado es sólo una gota en el océano. Pero sin ella, el océano estaría incompleto."







miércoles, 27 de octubre de 2010

6º mes de embarazo

Mes 6 - Sexto mes del embarazo
Sexto mes del embarazo. Que pasa de las semanas 23 a 27 de tu embarazo.

Semana 23

Sí, es cierto. Los bebés son caros. Éste es un buen momento para planear cómo se pagará el costo de los pañales, ropa, babysitter y guardería del niño.
Tu bebé: Duerme siestas y se estira al despertarse. Todos los sistemas (digestivo, circulatorio y respiratorio) están madurando y preparándose para la vida fuera del útero.
Vos: Tu abdomen está cada vez más grande y redondo al seguir creciendo el bebé. Muchas mujeres notan que le sangran las encías con mayor facilidad que antes. La “gingivitis del embarazo” es común y desaparecerá cuando nazca el bebé.
No olvides cuidar tus dientes. El segundo trimestre es un buen momento para visitar al dentista. Cerciórate de avisarle al profesional de la salud si notás algo inusual o si tenés alguna inquietud sobre tu salud o el desarrollo del bebé.


Semana 24

Probablemente realices una prueba para detectar la diabetes del embarazo entre esta semana y la semana 28. La diabetes del embarazo se manifiesta en 4 mujeres embarazadas de cada 100. Mayormente puede controlarse con la dieta y el ejercicio. Por lo general, desaparece después del parto, aunque las mujeres que la sufrieron tendrán más probabilidades de contraer la diabetes en el futuro.
Tu bebé: Se está empezando a acumular grasa en el cuerpo del bebé, el cual está bien proporcionado aunque sea aún muy pequeño. Los ojos todavía están cerrados. Es posible ver ahora las uñas de los pies. El cerebro se está desarrollando con rapidez, lo cual continuará hasta después del nacimiento. El bebé mide unos 32 cm de largo, y su peso supera los 500 gramos.
Vos: Tu útero está creciendo y la parte superior está alrededor de 2 pulgadas por encima del ombligo. Seguramente sientas al bebé patear fuerte. Quizás comiences a sentir los efectos secundarios menos placenteros del embarazo: ligamentos doloridos, picazón en la piel, estrías, dolor de espalda, acidez estomacal, estreñimiento, congestión nasal y/o sangrado de la nariz. Estos síntomas no son peligrosos por lo general, ¡pero sí molestos!
Probá distintos remedios caseros. Aplícate crema para aliviar la picazón de la piel. Sin embargo, si es grave y te pica todo el cuerpo, consultale a tu médico. Quizás necesites una loción más fuerte. Si te duele la espalda, evitá estar de pie durante largo tiempo y usa calzado cómodo con taco bajo. Recordá consultar con el médico antes de tomar medicamentos o productos herbáceos.


Semana 25

A esta altura del embarazo, muchas parejas se preguntan si pueden tener relaciones sexuales. A menos que el profesional de la salud no se lo aconseje, podrás tener relaciones íntimas durante el embarazo. Sin embargo, por los cambios que vive tu cuerpo, tu pareja y vos tendrán que encontrar posiciones nuevas y creativas ya que el tamaño del abdomen puede incomodarle. No te preocupes que el bebé está bien protegido por un colchón de líquido amniótico en la matriz.
Tu bebé: El bebé está creciendo rápidamente. En este momento, se considera que el bebe puede reaccionar a ruidos fuertes o inclusive a la música.
Vos: El útero crecerá rápidamente a medida que el bebé se desarrolla. Tendrás picazón en la piel del abdomen. Es posible que te aparezcan estrías. Esas marcas rojas e indoloras se desvanecen ligeramente después del parto, pero no siempre desaparecen por completo.
No hay mucho que puedas hacer para evitar las estrías, pero sí puede recurrir a las cremas de venta libre para aliviar la picazón y para obtener cierta mejoría en el aspecto de las estrías. Seguí comiendo bien y descansando lo suficiente. Con el avance del embarazo, es posible que te sientas más cansada.


Semana 26

Quizás tu pareja y vos estén pensando en hacer un viaje “por última vez” antes de que nazca el bebé. Si gozas de buena salud y te queda más de un mes antes de la fecha de parto, no debería haber problemas o dificultades de viajar en avión. Consulta con el médico si no está segura si puede viajar.
Tu bebé: Esta semana los párpados del bebé estarán abiertos y reaccionará a la luz. Empezá a hablarle al bebé. Su audición está lo suficientemente desarrollada como para escuchar tu voz y la del papá. El bebé también está practicando respirar aunque no haya aire en la matriz.
Vos: El útero tiene el tamaño aproximado de una pelota de básquetbol. Vas a sentir que el centro de gravedad se ha desplazado. Quizás sientas un cosquilleo, adormecimiento o dolor en las manos y pies. Se cree que esa sensación se debe a los tejidos hinchados. Muchas mujeres sufren del síndrome del túnel carpiano durante el embarazo. El túnel carpiano es la apertura que hay adentro de la muñeca y por la que pasan los nervios que llegan a los dedos. Éste se hincha durante el embarazo y la presión puede causar adormecimiento y dolor. El malestar a veces se agrava por la noche.
Avisale al médico si tenés dolor, cosquilleo, ardor o adormecimiento en las muñecas, manos u otras articulaciones. Probá a agitar la mano cuando sientas que está adormecida. Algunas mujeres sienten alivio al usar muñequeras o entablillado para las muñecas. Los medicamentos que normalmente se aconsejan para el síndrome del túnel carpiano suelen no ser recomendables para las mujeres embarazadas. El malestar causado por el síndrome generalmente desaparece unas semanas después del parto.


Semana 27

Cada vez que acudas a la cita con tu obstetra, el médico te tomará la presión arterial para ver si está alta y constatará si hay proteína en la orina. Con esos análisis podrás ver si hay señales de preclampsia, que también se conoce como toxemia o hipertensión inducida por el embarazo. Esa afección se manifiesta en 1 de cada 20 embarazos. Es más probable que suceda en los primeros embarazos y después de la semana 20. Para muchas mujeres, si las señales de preclampsia son controladas por el médico, el embarazo continuará normalmente. En casos graves, la preclampsia puede ser mortal para la madre y el bebé. La única “cura” es el nacimiento del bebé.
Tu bebé: El bebé seguirá teniendo un crecimiento fenomenal aumentando de peso y alargándose. La piel parecerá menos arrugada por la acumulación de grasa.
Vos: Seguirás aumentando de peso y al crecer el abdomen, sentirá dolores de espalda con más frecuencia. Quizás tengas problemas o dificultades para dormir porque es más difícil sentirse cómoda con el cuerpo que crece. Tu prioridad debe ser descansar lo suficiente y comer bien.
No dejes de acudir a todos los encuentros con el obstetra u otros profesionales que te puedan asistir. Llamá al médico de inmediato si tenés algunas de las señales de la preclampsia: hinchazón repentina de la cara o manos, dolores de cabeza agudos, dolor fuerte de estómago o se te nubla la vista. La hinchazón leve de manos y pies es normal por la mayor cantidad de fluidos corporales. Ésta suele desaparecer de un día al otro o después de descansar.