"A veces creemos que lo que hemos logrado es sólo una gota en el océano. Pero sin ella, el océano estaría incompleto."







miércoles, 27 de octubre de 2010

5º mes de embarazo

Mes 5 - Quinto mes del embarazo
Quinto mes del embarazo ¿Qué ocurre en la mitad del embarazo?

Semana 19

Tratá de controlar el nivel de estrés de tu vida. Según algunos estudios, los niveles altos de estrés pueden aumentar el riesgo del nacimiento prematuro o bajo peso del bebé al nacer. Si te sentís estresada, identificá las causas del estrés personal o laboral de tu vida y buscá las formas más efectivas de controlarlas.
Tu bebé: “¡Mamá, mira cómo estoy creciendo!” El sistema nervioso, en especial el cerebro, se está desarrollando y creciendo rápidamente. El cartílago suave que forma el esqueleto del bebé se está endureciendo para convertirse en huesos.
Vos: El útero está justo debajo del ombligo y seguirá creciendo hacia arriba y hacia afuera durante el resto del embarazo. El cuerpo se está adaptando al útero en crecimiento. Por ejemplo, sentirás tirones en los ligamentos del abdomen que se estiran para acomodarse al cambio. Los ligamentos son bandas de tejido que sostienen el útero en ambos lados.
Más que nunca, el cuerpo necesita hierro y calcio. Si te sentís cansada o lenta, hablá con tu médico. Quizás necesites un suplemento de hierro. El calcio provendrá de los productos lácteos. Si no estás ingiriendo cantidades suficientes, preguntale al médico si tenés que tomar un suplemento de calcio como el carbonato de calcio.


Semana 20

¡Ya llegaste a la mitad! La fecha de nacimiento es alrededor de las 40 semanas contadas a partir del primer día de la última menstruación. Es probable que sientas al bebé moverse dentro de tuyo. Esos son los primeros movimientos fetales.
Tu bebé: Ya cumpliste la mitad del embarazo, pero al bebé le falta crecer mucho. Durante la segunda mitad del embarazo, el tamaño del bebé es de 25 cm aproximadamente, la mitad que tendrá en el día del nacimiento y su peso de 300 gramos.
Vos: La parte superior del útero ya le llega al ombligo. Sentirás que te quedás sin aliento a medida que el útero se acerca a los pulmones y que se te acelera el ritmo respiratorio con otros cambios normales del embarazo. El corazón te latirá más rápidamente también porque bombea mayor cantidad de sangre por el cuerpo.
Probablemente te sientas bastante bien en esta etapa, pero no olvides descansar cada vez que lo necesites. Tu cuerpo está totalmente dedicado a brindar un buen hogar para tu bebé.


Semana 21

Llegó el momento de pensar en anotarse en clases de parto, planear el cuarto del bebé y encargar los muebles. Los próximos meses del embarazo pasarán rápidamente.
Tu bebé: El bebé es muy activo en esta etapa, se mueve de un lado al otro y de arriba a abajo. Respira y traga líquido amniótico preparándose para respirar y digerir cuando nazca. Si vas a tener una niña, tus ovarios tendrán más de 6 millones de óvulos. Para cuando nazca, esa cantidad bajará a 1 ó 2 millones, es decir la cantidad total de óvulos que tendrás el resto de tu vida.
Vos: Notarás que se te hinchan los pies con facilidad, en particular si estás de pie durante mucho tiempo. Tu centro de gravedad está cambiando, así que probablemente te sientas poco firme.
Seguí haciendo ejercicios regularmente con el permiso de tu médico. Quizás debas dejar de correr y dedicarte a caminar o bien disminuir la intensidad de la gimnasia. Si hacés yoga u otros ejercicios en el piso, recordá no acostarte boca arriba porque esa posición puede reducir el flujo de sangre que va al bebé.


Semana 22

¿Ya elegiste el nombre del bebé? Es una de las primeras decisiones significativas de ser madre. ¿Vas a elegir un nombre tradicional o de la familia? ¿O quizás algo totalmente diferente?
Tu bebé: La piel delgada y rojiza del bebé está cubierta por una sustancia gruesa, blanca y cerosa llamada vernix o unto sebáceo. Ésta protege la piel del bebé contra las sustancias del líquido amniótico. Las uñas, párpados y cejas del bebé son visibles. Su peso puede alcanzar los 450/500 gramos.
Vos: Obviamente se te notará el embarazo, pero todavía no deberías sentirte demasiado incómoda. El útero sigue avanzando hacia arriba en el abdomen. Es posible que la piel del abdomen te pique, lo cual es una gran excusa para que tu pareja te de un buen masaje.
La mayoría de las mujeres disfrutan de esta etapa del embarazo. Seguí comiendo bien, haciendo ejercicios (con el permiso del médico) y bebiendo grandes cantidades de agua. Recordá evitar el contacto con sustancias peligrosas como pinturas, productos limpiadores y solventes. Ventilá bien los cuartos donde se conserven o utilicen esas sustancias. Dejá que el papá pinte el cuarto del bebé.