"A veces creemos que lo que hemos logrado es sólo una gota en el océano. Pero sin ella, el océano estaría incompleto."







miércoles, 27 de octubre de 2010

Bebé de 1 meses

Bebé de 1 mes

El indescriptible apego del bebé con su mama y papá.
Dejó de ser un recién nacido. En este mes comienza a aparecer en el rostro de tu bebé una sonrisa grande y llena de expresión de amor. Además, durante el transcurso de este mes tu bebe seguramente comenzará a reconocer al papá y la mamá, lo cual puede manifestarse con reacciones como la sonrisa o el agite de sus piecitos al verte.
La receptividad y expresividad de los bebes son muy gratificantes para los papás, especialmente después de algunas semanas de cambiarle los pañales, darle de comer, besarlo y abrazarlo sin despertar demasiadas reacciones. Cada día está más atento a lo que le comunican los padres. Cuando le hables a tu bebe, puede ser que deje de chuparse la mano para prestarte mayor atención.
Tu bebé ya no está todo acurrucado como cuando era un recién nacido y si lo pones de pie sobre tus piernas seguramente se mantendrá erguido. Cuando está acostado boca abajo quizás pueda levantar su cabeza y su pecho por unos instantes. Dentro de poco podrá darse vuelta boca abajo o boca arriba cuando esté acostado. La acción de presionar con la mano es muy acentuada en los bebes de esta edad, agarra todo, en especial tu bebe puede tomar tus manos y tus dedos.
En general, en este estadio los bebés se van haciendo más receptivos a su entorno. Si suena el timbre, por ejemplo, tu bebe responderá de alguna forma, ya sea asustándose, llorando o incluso callándose de repente. Además, el bebe cada día muestra más interés por la música, tanto la que le podes cantar vos, como la que proviene de otras fuentes como la TV, la computadora o la radio.
La visión se agudiza, pudiendo enfocar los dos ojos en un objeto, y seguir su movimiento. Por eso, probablemente se entretendrá mucho si le pasas un sonajero por delante de su rostro de lado a lado. El bebe también se fija más en todo lo que le rodea, por ejemplo, mirará muy concentrado un chiche blando que le pongas enfrente.