"A veces creemos que lo que hemos logrado es sólo una gota en el océano. Pero sin ella, el océano estaría incompleto."







miércoles, 27 de octubre de 2010

4º mes de embarazo

Mes 4 - Cuarto mes del embarazo
Cuarto mes del embarazo. Evolución desde la semana 14 hasta la 18 de tu embarazo.

Semana 14

Bienvenida al segundo trimestre de tu embarazo. Éste es el trimestre que la mayoría de las mujeres más disfruta. Con suerte, sentirás más energía y habrá desaparecido el malestar estomacal. Esta semana también marca la transición del bebé del desarrollo al crecimiento.
Tu bebé: Esta semana las orejas del bebé se habrán situado en su posición definitiva aunque seguirán creciendo y desarrollándose durante varias semanas. Podrá mover la cabeza de un lado a otro.
Vos: Si necesitás arreglos dentales, es conveniente que lo hagas ahora. Es muy posible que durante el embarazo te sangren las encías con facilidad. Es una consecuencia normal de los cambios hormonales que vive el cuerpo. El dentista te explicará si puede hacer algo para tratar el sangrado de las encías. El útero seguirá creciendo, y el médico o partera podrá palparlo a unas pocas pulgadas debajo del ombligo.
Este es el momento de pensar en los análisis prenatales que te harás, si lo creyeras conveniente, y en concertar las citas correspondientes. El análisis de detección del suero materno es un análisis de sangre que detecta defectos o problemas congénitos como los defectos o problemas del tubo neural y el síndrome de Down. Por lo general se practica entre las semanas 16 y 18. La amniocentesis o prueba prenatal también se realiza durante este período. Hablá con el profesional de la salud o consejero en genética para ver qué análisis son los más adecuados para vos. Asegurate que te respondan todas tus preguntas antes de someterte al análisis.


Semana 15

Cuesta creer que algo tan pequeño pueda crear tantos cambios en tu cuerpo y en tu mente. Habrá llegado el momento de comprar o pedir prestada ropa para embarazadas. Posiblemente debas comprar nuevos corpiños por el crecimiento de los senos.
Tu bebé: La piel del bebé está cubierta con un vello suave y delgado llamado lanugo, el cual desaparecerá casi por completo antes del nacimiento. En esta etapa algunos bebés se chupan el dedo. Tu bebé sigue creciendo rápidamente.
Vos: Durante este trimestre podés aumentar hasta medio kilo por semana. Recordá que el aumento de peso es una señal de que el bebé se está desarrollando adecuadamente. Naturalmente es difícil ver como aumenta la balanza, pero recordá que la mayoría de las mujeres pierden ese peso extra entre los seis y nueve meses después del parto.
Seguí cuidando bien de vos misma. No consumas alcohol ni fumes cigarrillos. Acudí a todas las citas de cuidado prenatal y descansá cuando lo necesites. Si te sentís más estresada, dedicá tiempo a encontrar tranquilidad, relajarte y despejar tu mente.


Semana 16

Quizás tenés uno o más análisis prenatales esta semana, como el análisis de detección del suero materno. Lo más probable es que este análisis de sangre (también llamado “Prueba triple”) te tranquilice al saber que el bebé no tiene ciertos defectos o problemas de nacimiento como las anomalías del tubo neural o el síndrome de Down. En esta etapa también se realiza la amniocentesis o prueba prenatal. Por lo general esta prueba se ofrece a las mujeres en estas situaciones:
  • Tendrán más de 35 años inclusive cuando den a luz
  • Tienen antecedentes familiares de ciertos trastornos genéticos
  • El análisis de detección del suero materno les dio positivo
Tu bebé: El cuerpo del bebé está creciendo rápidamente y pronto será más largo que la cabeza. Los brazos y piernas son largos y se mueven aunque todavía no sienta esos movimientos. Al bebé le comenzará a crecer un pelo fino en la cabeza. El bebé mide unos 16 cm de largo, y su peso ya es de 35 gramos
Vos: A esta altura del embarazo, los senos habrán crecido en gran medida. Quizás necesites corpiños más grandes y de buen soporte. Algunas mujeres se alegran de tener los senos más grandes mientras que otras consideran que es una carga. Recordá que los senos se están preparando para producir el alimento perfecto para el bebé: la leche materna.
Si estás esperando el resultado de la amniocentesis o prueba prenatal, tratá de mantener la calma. Aunque te resulte tensionante esperar los resultados durante dos semanas o más, recordá que más del 95 por ciento de las familias descubren que el bebé está perfectamente bien.
De todos modos, sabés que cualquiera sea el resultado de estos estudios, la unión con tu pareja y abordar la situación con tranquilidad y madurez, les permitirá sortear cualquier inconveniente que se suscite.


Semana 17

Alentá al papá a participar en el embarazo. Pedile que te acompañe a los cursos preparto, que te ayude a preparar la casa para la llegada del bebé y disfruten eligiendo los nombres de niñas o niños. Hablen de las finanzas y la responsabilidad de ser madres o padres. Reconocé las inquietudes de tu pareja y mantené la comunicación abierta.
Tu bebé: Esta semana, el cordón umbilical, que es la línea vital entre vos y el bebé, sigue creciendo y ensanchándose. Éste transporta alimentos al bebé y sustancias perjudiciales como la nicotina y el alcohol. Por eso, tené cuidado con lo que comas y tomes.
Vos: Posiblemente hayas aumentado de 2 a 5 kilos en esta etapa del embarazo. Seguí tus hábitos de alimentación saludable y recordá que se recomienda comer alrededor de 300 calorías extra por día. Descubrirás que te incomoda dormir en su posición preferida a medida que crece el abdomen.
Si preferís dormir boca abajo, tendrás que encontrar otra posición cómoda. Probá usar almohadas entre las piernas o detrás de la espalda para que puedas descansar cómodamente de costado.


Semana 18

Posiblemente te hagan un ultrasonido entre las semanas 18 y 20. Con esa prueba, el médico comprueba el crecimiento y anatomía del bebé. Si lo deseas, podés averiguar el sexo del bebé. Si no, avisale al médico y al técnico de ultrasonido!
Tu bebé: El bebé puede bostezar, hacer gestos faciales e incluso podrá tener hipo. Seguirá creciendo, pero a un ritmo más lento esta semana. El bebé ya tiene 20 unos centímetros.
Vos: Es posible que sientas los movimientos del bebé: un pequeño tirón, revoloteo o palpitación en el útero. Gradualmente lo sentirás más fuerte a medida que el bebé crezca y adquiera tono muscular. Si ya tuviste un bebé, reconocerás esos movimientos con más anticipación. Si es tu primer embarazo, quizás no notes movimientos por otras dos semanas.
Preguntale al médico si tu aumento de peso es adecuado. Aumentar el peso recomendado durante los nueve meses significa menos probabilidades de tener un bebé prematuro o de bajo peso al nacer. Pero aumentar demasiado podría ocasionar incomodidad e incluso provocar complicaciones como hipertensión arterial. Tratá de mantenerte dentro de los límites recomendados de aumento de peso.