"A veces creemos que lo que hemos logrado es sólo una gota en el océano. Pero sin ella, el océano estaría incompleto."







miércoles, 27 de octubre de 2010

Bebé de 6 meses

Bebé de 6 meses

Al sexto mes suelen salir los primeros dientes de tu bebé. Usualmente a los bebés le salen primero los dos frontales de abajo y luego los dos frontales de arriba. Resulta útil acostumbrarte a limpiarlos con un cepillito de dientes de bebe o incluso con tu propio dedo. Si se propone como un juego desde el principio, luego resultará más fácil que el bebe adopte el hábito.
Su capacidad de coordinar ojos y manos y de usar los dedos para tomar objetos pequeños continúa aumentando, pudiendo agarrar objetos con una sola mano. Algunas de las nuevas habilidades de los bebes incluyen cambiarse un juguete de mano a mano, beber de un vaso con dos asas si lo ayudás, chocar objetos unos contra otros, o dejar caerlos al piso.
El bebé de esta edad puede mantenerse sentado, aunque necesita ayuda para ponerse en esta posición. Si se lo sostiene, quiere mantenerse sobre sus pies; además, tiende a gatear, agacharse, y moverse sobre sus rodillas.
También está empezando a entender cómo se relacionan los objetos unos con otros en el espacio. Quizás pueda separar juguetes de acuerdo a su tamaño. Asimismo, si te pones detrás de tu bebe cuando se esté mirando en el espejo, probablemente se dará vuelta para verte porque comprenderá que estás detrás y no dentro del espejo.
Por otro lado, tu bebé comenzará a articular más sonidos, a estudiar las caras de otras personas, tocándolos y tirándoles del pelo. Reconoce cuando se lo llama por su nombre.
Una revolución total a los seis meses puede ser la rutina de alimentación de tu bebé. Probablemente ya pueda comenzar a incorporar otros alimentos de a poco, papilla u otros semisólidos. Para eso, es importante tener en cuenta suministrar un alimento a la vez, para poder determinar si alguno de ellos es rechazado por el bebé o provoca alguna reacción. Además, deberás tomarte con humor el hecho que tu bebé seguramente pondrá las manos en la comida y jugará con ella cuando pueda.
En estos días, para los bebes no hay nada más importante que divertirse. Les encanta jugar al escondite, como el famoso “donde está…acá está!”. También podés jugar con tus palmas mientras le cantás canciones, agarrarlo luego de que te sonría al hacerle ademanes, utilizar pelotas blandas, juguetes de distintas texturas, entre otros juegos.